All for Joomla All for Webmasters

Opiniones

Carta abierta a la Unión Europea

Martha Beatriz Roque. (14ymedio)

La Habana, 7 de agosto de 2018 

Distinguidos Estados miembros: 

Primero que todo presentarles mis respetos y agradecerles por anticipado la acogida que puedan dar a este mensaje. 

En nuestro país, la nueva Constitución está en el centro de la problemática nacional e internacional. Para determinadas personas -en algún momento- significó la posibilidad de cambio, ahora se sabe que no es así. El Partido Comunista de Cuba continuará estando por encima del Estado y los derechos y libertades del pueblo, no estarán garantizados por la Ley de Leyes, ya que no existe otra opción que no sea el socialismo e incluso es irrevocable. Los cubanos que no compartan estas ideas no quedan representados en esta legislación.

A partir de la nueva Constitución desaparece cualquier duda de que se vulneran las disposiciones sobre derechos humanos, para un número considerable de ciudadanos. Se puede afirmar que la política del Gobierno cubano al respecto sigue sin estar alineada a los acuerdos internacionales de los que es signatario. Lo que implica que no habrá una mejoría –a partir de la Ley- de las condiciones de vida y los derechos sociales del cubano.

El proceso de ayuda a la democracia que se suponía se abriera a partir del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación UE-Cuba, con este proyecto de Ley Fundamental muestra su tendencia a la frustración, no ha servido para establecer un futuro esperanzador para las nuevas generaciones.

Alguien podría decir que todavía queda la opinión del pueblo. Los que conocen bien la actuación de la dictadura saben que nada va a cambiar, en lo referido a imposición de las ideas.

La sociedad cubana, tan vilipendiada por la dictadura, necesita una voz alta -que se oiga- para ayudarla. Ustedes trataron de hacerlo a su forma, lo cual es respetable, pero ya ven que no ha tenido los resultados esperados. Una rectificación a tiempo podría significar una esperanza.

En el nombre del pueblo de Cuba, al cual no represento por ley, pero sí por amor y convicción; los invito a reflexionar sobre el tema y me pongo a disposición de ustedes para cualquier aclaración al respecto.

Gracias, una vez más, por la atención que puedan prestar a tan sensible tema para los cubanos.

Martha Beatriz Roque Cabello