Política y carros viejos

Estados Unidos organizó esta semana en Cuba un acto oficial para izar su bandera y dejar abierta su embajada. La ceremonia, presidida por el Secretario de Estado John Kerry, es un paso trascendental en el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas iniciado en noviembre. Y lo es. A pesar de que la dictadura moldeó la lista de invitados y los campeones universales de la democracia no invitaron a los únicos demócratas auténticos de la isla: la oposición pacífica.

"La política de EEUU imita a la de la UE, que consiste en ignorar a los opositores para no indignar a los gorilas de la nomenclatura"

The Washington Post: El escandaloso desaire de EEUU a la disidencia cubana

Editorial publicado por el diario The Washington Post el 13 de agosto de 2015, en vísperas del izamiento de la bandera americana en la Embajada de EEUU en La Habana, con la asistencia del Secretario de Estado, John Kerry.

La bandera americana es un poderoso símbolo de la larga y noble lucha del país para defender los valores de la libertad y la democracia. Cuando este viernes el secretario de Estado, John F. Kerry, la eleve sobre la Embajada de Estados Unidos en Cuba, la ceremonia marcará el fin de medio siglo de hostilidad entre las dos naciones. El presidente Obama ha apostado a que el establecimiento de relaciones normales con Cuba -el comercio, la información, la cultura y el “poder blando”- es la mejor manera de cambiar el aislamiento de la isla, aún en las garras de los hermanos Castro y su esclerótica revolución.

Ilusiones bloqueadas

Hillary Clinton, la precandidata presidencial demócrata, en el que afirmó que es la hora de levantar el embargo de Estados Unidos a Cuba, le faltó el detalle de utilizar la misma energía para exigirle al Gobierno cubano, el buen vecino con recién estrenadas relaciones diplomáticas, que levante el bloqueo a las libertades de los ciudadanos cubanos y ponga fin a la represión contra la oposición pacífica.

Las palabras de la ex secretaria de Estado en la Universidad Internacional de Florida y su proyecto de comprometerse con la ampliación de los contactos con el castrismo si llega a la presidencia es materia exclusiva de la soberanía de Estados Unidos y su manera de manejar las relaciones con otros países. El problema es que hay zonas de su intervención que están claramente en la categoría de ficción política o de un desconocimiento importante de cómo funciona la dictadura. Un ejemplo es la afirmación de que sólo el contacto directo entre estadounidenses y cubanos puede mejorar la situación de los derechos humanos en la isla comunista.

La visión frívola de Cuba

No hay duda de que el izamiento de la bandera estadounidense en la embajada de Estados Unidos en La Habana es un tema importante, pero estoy un tanto aburrido de ver tantos reportajes en los medios estadounidenses que – ademas de ser repetitivos – están enfocando el evento con una monumental frivolidad.

¿Cuántas historias más sobre los viejos Chevrolets de la década de 1950 que todavía circulan en las calles de La Habana vamos a tener que soportar con motivo de la visita del secretario de Estado, John Kerry, a La Habana para presidir la ceremonia de izamiento de la bandera de Estados Unidos en la recientemente inaugurada embajada de Washington en Cuba?

El nuevo panorama cubano

'Los cubanos están solos. Deberán, pues, diseñar alguna forma sensata y pacífica de tratar de recobrar la libertad frente a una dictadura empeñada en negarles la sal y el agua.'

Este 26 de julio es diferente. La dictadura de Raúl Castro estrena una nueva relación con Estados Unidos. La Habana ha derrotado totalmente a Washington. Obama ha levantado los brazos y lo ha entregado todo sin pedir nada a cambio. 

Como repiten los personeros del castrismo, una y otra vez, el pequeño David ha liquidado, finalmente, al gigante Goliat, sin hacer una sola concesión.

Las cárceles siguen llenas de disidentes, continúan aporreando a las Damas de Blanco, no hay el menor espacio para expresarse públicamente contra ese estado de cosas, y mucho menos para formar partidos diferentes al comunista. Lo dijo Fidel y lo cumplió: "Primero la Isla se hundirá en el mar antes que abandonar el marxismo-leninismo".

Visita a las ruinas del porvenir

A nueve meses del anuncio del proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entres Estados Unidos y Cuba el asunto sigue en las agendas de los gabinetes de los gobiernos de los principales países del mundo. Y el anecdotario, las crónicas, las reseñas y las opiniones que genera el acontecimiento se mantienen en las páginas de los medios de comunicación más importantes. La dictadura, entretanto, aprovecha para peinarse y sacar cuentas.

De esa realidad, aparte del júbilo, los reconcomios, las sospechas, las esperanzas, la frustración, y las desesperación por irse a Miami de grandes sectores de la población, trasciende una imagen del país, favorecida por la propaganda, que ha abierto una arista insólita del turismo y ha puesto de moda visitar las ruinas del socialismo y escuchar como narran los protagonistas, en primera persona, las aventuras del fracaso mientras el viajero se bebe un mojito.

Buscar

Boletines

Informe resumen de actividades de la Asociación Damas de Blanco "Laura Pollán"


Boletines Informativos

Vídeos recientes

Berta Soler: Las turbas de la DSE

En el decimoquinto domingo de marcha ciudadana Berta Soler Fernández habla sobre las turbas que lleva DSE para agredirlos y son descritas en los medios oficialistas como pueblo enardecido.

Protesta en calle 23

Gorky Aguila presenta en #TodosMarchamos su cancion a las Damas de Blanco

Vídeos Damas de Blanco