La muerte de Fidel Castro no disminuyó las presiones contra los disidentes cubanos. Líderes opositores denuncian que la represión se agravó por la necesidad del Gobierno de legitimar sus ideas. FOTO Archivo AFPLa muerte de Fidel Castro no disminuyó las presiones contra los disidentes cubanos. Líderes opositores denuncian que la represión se agravó por la necesidad del Gobierno de legitimar sus ideas. FOTO Archivo AFP

La disidencia cubana pensó por décadas que la muerte de Fidel Castro significaría el fin de la represión. De hecho, el 25 de noviembre, cuando falleció el líder de la Revolución, hubo quienes hicieron fiesta en La Habana y en el exilio.

No obstante, al día siguiente, el grafitero Danilo Maldonado, conocido como El Sexto, fue detenido en una prisión de máxima seguridad, sin derecho a un juicio hasta ahora, por haber pintado “Se fue” en un céntrico paredón de la capital.

Desde entonces, los opositores sienten que sus condiciones se agravaron. La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció que, en diciembre, después de la partida del líder, se produjeron 458 arrestos a disidentes, un centenar más que el mes anterior.

Según el recuento de esta organización, ese mismo mes hubo 14 agresiones físicas por parte de los cuerpos de represión política, 37 acciones de hostigamiento e intimidación y dos actos de repudio.

Las Damas de Blanco, un grupo de mujeres que todos los domingos marchan exigiendo la libertad de los presos políticos son tal vez las más lastimadas por este “reforzamiento de las fuerzas policiales cubanas”.

Así lo expresa Berta Soler, para quien el incremento de la violencia contra los líderes es seña de que “el régimen perdió su rumbo sin la presencia de Fidel y quiere hacerse sentir frente a la sociedad civil a como dé lugar”.

Soler cuenta que las dificultades para los activistas de derechos humanos persisten en enero. El primer día del año, más de 20 viviendas de miembros de las Damas de Blanco fueron allanadas y los agentes les arrebataron paquetes con juguetes que tenían previsto entregar el Día de Reyes. Esa misma semana, cuando iban camino a la iglesia, en la provincia de Matanzas, las arrestaron con el argumento de que no podían participar en la misa.

La recesión presiona

Gustavo Fariñas, periodista tres veces encarcelado (11 años y siete meses en total), atribuye el aumento de la represión a la pérdida de legitimidad del régimen por la difícil situación económica que afronta Cuba.

Y es que en diciembre pasado, arrastrada por la crisis de Venezuela, la isla entró en recesión por primera vez en más de 20 años al tener una caída del 0,9 % del Producto Interno Bruto (PIB), llevando a más personas a desencantarse con el sistema y a buscar salir del país.

“Vemos un cambio en la forma en que la ciudadanía está enfrentando esta nueva circunstancia de la muerte de Fidel. Ha aumentando el nivel de incertidumbre y de inseguridad, pero también la protesta social por temas básicos como la alimentación”, comentó el opositor.

Fariñas anotó además que el pasado 2 de enero, cuando salió el tradicional desfile que conmemora el inicio de la Revolución cubana (hace 57 años), las tropas especiales lucieron aún más su fuerza y armamento, pero “no mostraron realmente una ideología”.

Lo anterior lo dice porque los marchantes emplearon las mismas consignas de siempre: “Fidel no ha muerto”, por ejemplo, pero no dieron pistas sobre cuál será el nuevo proyecto de esa nación. “Ese vacío se va a ir ahondando hasta que se produzca una ruptura, porque el Gobierno está en una posición muy precaria”, augura, y añade que la Revolución erró al basarse en los discursos del fallecido líder, porque ahora, con Raúl Castro al mando, el Gobierno ya no sabe cómo convencer.

Con ese escenario, Cuba, que en 2016 registró el mayor número de detenciones arbitrarias por “motivos políticos” desde 2010, ocupa el primer lugar de Latinoamérica en esta clase de acciones represivas.

Para Roberto de Jesús Esguerra, periodista encarcelado en dos ocasiones, la situación no cambiará mucho en los próximos años si el mundo continúa legitimando las violaciones a los derechos en Cuba.

Buscar

Opinión

Europa inventa un santuario

De todos los panegíricos, hagiografías, opiniones, críticas, comentarios y vaticinios que he leído en los últimos días sobre la muerte de Fidel Castro y el porvenir que le espera a Cuba detrás de la roca donde lo enterraron, me quedo con una observación que hizo enseguida Berta Soler en La Habana: “Aquí no cambia nada. La buena noticia es que tenemos un dictador menos porque Raúl es un dictador igual que Fidel”.

A la portavoz de las Damas de Blanco la asisten, a la hora de hablar del tema, quince años de experiencia de batallas en la calle y el sueño de los cambios reales y la libertad de su país, compartido con todos los grupos de la oposición pacífica, el periodismo independiente y los artistas libres.

La señora Soler y las mujeres cubanas que representa tienen ese solo compromiso y, en ese camino, han recibido siempre la violencia de la represión, golpizas arrestos, insultos, mítines de repudio, allanamientos de sus viviendas y persecución a la familia.

Leer más...

Derechos Humanos

La argumentación política de los derechos humanos

El derecho natural es una doctrina ética y jurídica que postula la existencia de derechos humanos fundados o determinados en la "naturaleza humana". Es fuente de derecho junto a la costumbre o el derecho positivo o escrito.

Todos los derechos humanos, sean éstos los derechos civiles y políticos, económicos, sociales y culturales, son derechos indivisibles, interrelacionados e interdependientes. El avance de uno facilita el avance de los demás. De la misma manera, la privación de un derecho afecta negativamente a los otros.

La comunidad internacional, consciente de esta realidad, ha utilizado los derechos humanos como base de su argumentación de acercamiento a Cuba, cuando la realidad esconde en muchos casos otros intereses geopolíticos y económicos.

La represión en Cuba ha aumentado este año por encima de las 9.000 detenciones arbitrarias y va en aumento. La situación de los activistas de derechos humanos ha empeorado notablemente. La protección jurídica de los mismos es absolutamente inexistente y la última ola represiva ha sido generalizada.

Leer más...

Vídeos recientes

'Yo soy Fidel', gritan las turbas castristas que confrontan a las Damas de Blanco

Berta Soler Speaks Out About State-Sponsored Violence Against Activists

The World Movement for Democracy recently interviewed, Berta Soler, leader of the Ladies in White, about the struggles and triumphs of being an activist in Cuba. The Ladies in White –mothers, wives and relatives protesting on behalf of political prisoners – are frequently targets of state-sponsored violence in Cuba. Cuban authorities often arrest, and physically assault the peaceful activists during their weekly Sunday marches. Despite the government’s brutality, the Ladies in White have continued to march on, garnering support from the international community, and inspiring Cuban activists to fight for democracy. 

Ellos esperan por ti

Vídeos Damas de Blanco