All for Joomla All for Webmasters

Noticias

Venezuela: guardias nacionales y policías bajan las armas y se unen a manifestantes

Venezuela: guardias nacionales y policías bajan las armas y se unen a manifestantes (EFE)

Conmovedores vídeos muestran cómo guardias nacionales y policías bajan las armas y se unen al pueblo que juraron defender

Este 23 de enero ha sido un histórico, después de una multitudinaria marcha, Juan Guaidó, siguiendo lo que ordena la Constitución venezolana, se juramentó como presidente de Venezuela. Casi inmediatamente después el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, lo reconoce públicamente como el único y legítimo mandatario venezolano. De ahí en adelante empezaron a llegar las declaraciones de los diferentes países de la región también reconociendo al político de Voluntad Popular como el nuevo presidente.

Desde la madrugada del lunes los venezolanos, sobre todo los habitantes de barrios populares y zonas históricamente chavistas, han estado en la calle armando barricadas y protestando. Ya se reportan varios muertos. Sin embargo, hoy la movilización fue generalizada, multitudinaria e histórica. Y en medio de las marchas y la represión se presentaron hechos que conmovieron a muchos. Manifestantes en diferentes lugares de Venezuela lograron grabar imágenes de policías y militares bajando sus armas, decidiendo no atacar a sus compatriotas y algunos incluso uniéndose a las movilizaciones.

En Tucaní, estado Mérida, los guardias no solo bajaron las armas, sino que se unieron a las marchas con los venezolanos a los que juraron defender. La reacción de las personas es simplemente conmovedora.

 

En Valencia, estado Carabobo, la Policía regional se une, en medio de aplausos y gritos de bienvenida, a los manifestantes.

 

Mientras tanto, en Caicara, estado Bolívar, guardias nacionales deciden bajar sus fusiles, echar para atrás y dejar pasar a los manifestantes. Habitantes del lugar aseguraron que incluso algunos terminaron también uniéndose a las marchas.

 

Los llamados de los venezolanos, apelando al corazón y los sentimientos de los guardias y policías, ya tienen efecto. La inteligente estrategia de no insultarlos, ni atacarlos, sino más bien recordarles que sufren la misma tragedia y que juraron proteger al pueblo venezolano deja ya imágenes conmovedoras y decenas de aliados nuevos.