All for Joomla All for Webmasters

Informes y Denuncias

De las Damas de Blanco en Cuba

Este es el 136 domingo de represión, golpizas por parte del Departamento de Seguridad del Estado (DSE) contra la Campaña #TodosMarchamos, de resistencia y perseverancia por parte de Damas de Blanco y activistas de Derechos Humanos (DDHH) en la isla.

Este es el 133 domingo de represión, golpizas por parte del Departamento de Seguridad del Estado (DSE) contra la Campaña #TodosMarchamos, de resistencia y perseverancia por parte de Damas de Blanco y activistas de Derechos Humanos (DDHH) en la isla.

Este es el 132 domingo de represión, golpizas por parte del Departamento de Seguridad del Estado (DSE) contra la Campaña #TodosMarchamos, de resistencia y perseverancia por parte de Damas de Blanco y activistas de Derechos Humanos (DDHH) en la isla.

El régimen cubano (...) tiene como objetivo acabar con el movimiento Damas de Blanco antes del mes de abril. Las mujeres que integran este movimiento son torturadas y amenazadas, acosadas en la calle, mutadas injustamente (y por tal motivo las llevan a prisión por deudoras de multas), sus hijos y familiares más cercana son perseguidos y acosados en las calles, intervienen las líneas telefónicas, impiden asistir a misa dominical y entre semana son maltratadas físicamente y psicológicamente, detenidas a partir el miércoles para impedir que puedan ejercer sus derechos y libertades el domingo (como la asistencia religiosa y su derecho a manifestación en la campaña #TodosMarchamos ), son llevadas a calabozos por más de 50 horas, les niegan los alimentos que ellas llevan así como su aseo personal... Todo ordenado por el régimen y ejecutado por la sección 21 del Departamento de Seguridad del Estado (DSE).

Las Damas de Blanco son mujeres que le reclaman a la última dictadura de América la libertad de sus esposos, padres, hijos, hermanos o sobrinos. Heroicas mujeres cubanas que con amor, dignidad y coraje están ganándole la calle a la cobardía, la vileza y el odio, al igual que lo hicieron antes otras mujeres bajo otras dictaduras. Porque, como escribió José Martí: “Las campanas de los pueblos sólo son débiles cuando en ellas no se alista el corazón de mujer; pero cuando la mujer se estremece y ayuda, cuando la mujer tímida y quieta en su natural, anima y aplaude, cuando la mujer culta y virtuosa unge la obra con la miel de su cariño, la obra es invencible”. E invencibles son las Damas de Blanco.